¿Sos el Jefe de tu Inmobiliaria? 11 Tips de Gestión

jefe inmobiliaria tips

Aunque es el sueño de muchos… ser jefe no es nada fácil. Cada falla del equipo, será responsabilidad de un error en el jefe y su gestión como líder. Para el emprendedor es especialmente difícil, porque es la primera vez que se ve enfrentado a este tipo de responsabilidades y los resultados que necesita cualquier startups son en menor cantidad de tiempo, con mayor intensidad y tiene una repercusión mucho más fuerte que en una empresa que ya está funcionando hace tiempo.

No sólo se trata de elegir al mejor equipo, la mayor parte del desafío se presenta una vez que el trabajo comienza, cuando ves que lo que venía en el papel, no es lo mismo que la realidad. Y los resultados que esperabas no son los que obtienes. Por eso, te apuntamos 11 tips que te ayudarán a gestionar de mejor manera tu equipo y sus resultados.

Toma tiempo entrenarlos

Muchos emprendedores, tienen la expectativa ilusoria de que sus empleados se presentarán sabiendo hacer su trabajo. No importa cuán competentes sean, un trabajador necesita entrenamiento y tiempo para integrarse. Ten en mente los ciclos de entrenamiento para hacer crecer a tu empresa.

Crea una entrevista de ingreso

Construye un documento para las nuevas contrataciones respondan al comenzar. Con preguntas que te lleven a descubrir cómo les gusta trabajar, ser recompensados, tener reuniones, etc. Tener eso escrito le dará a todo tu equipo una mejor comprensión de cómo encajará el nuevo miembro y así crear una mejor cultura de trabajo.

Sistema de manejo de proyectos

El emprendedor puede mantener la gran imagen en su cabeza, pero los empleados necesitan tener los detalles en frente. Un buen software de manejo de proyectos y tareas, es una buena forma de mantener los equipos enfocados en una tarea. La eficiencia y productividad aumentan cuando mides cuantitativamente los avances con algún sistema.

No necesitas un administrador!

Enseña y empoderar a tus trabajadores entregándoles parámetros para ayudarlos a hacer su trabajo de manera autónoma. Una vendedora no necesita un guión, necesita entender lo que hace que su producto sea valioso para el cliente, y las múltiples formas de mostrar esos beneficios. Un representante de servicio al cliente no necesita una “política de compañía” a la que referirse, sino una estrategia para resolver problemas que dejen al cliente satisfecho.

Establecer tópicos y objetivos cuatrimestrales

Trabajar con el día a día, sirve, se solucionan las cosas y se cumple, pero si estableces períodos de trabajo para enfocar a tu equipo en un área específico, los resultados serán mejores y te permitirá aumentar claramente los resultados. Establece períodos cuatrimestrales en los que todos se enfoquen un mismo objetivo.

Política de puertas abiertas

Los trabajadores, especialmente los nuevos, son propensos a cometer más errores de los necesarios si sienten que no pueden hacerte preguntas u obtener tu feedback. Asegúrate de que eres accesible y de estar disponible lo más posible. Literalmente, mantén tu puerta abierta para dar la impresión de que cualquiera puede visitarte, lanzarte una idea o pregunta.

La cultura es la reina

Pon a tu equipo primero, y ellos tendrán un mejor cuidado de tus clientes. Mientras construyes tu equipo, debes definir cómo quieres que sea el interior de tu compañía. Tu marca interna, finalmente, dicta cómo es representada en el exterior. Si tratas de diseñar primero la experiencia de tus consumidores, será forzada y antinatural.

Contrata para que las cosas se hagan

Una pequeña empresa no puede tolerar personas flojas, procrastinadoras o incapaces de utilizar recursos limitados para sacar adelante los proyectos. Necesitas personas que puedan seguir adelante, encontrando soluciones inteligentes, que funcionen con un sentido de urgencia y puedan hacerse cargo de un problema y darle una solución exitosa.

Practica la transparencia

Se siempre honesto con tu equipo sobre finanzas y clientes. En esta economía es importante ir de frente con tu gente en cada uno de los aspectos del negocio, particularmente cuando estás recién comenzando. Los profesionales jóvenes disfrutan de ser parte integral del proceso de planificación y toma de decisiones, además les ayuda a tener una mejor comprensión de cómo funciona el negocio.

Enseña a cómo patear traseros

Contarle a tu equipo, tus mejores tácticas para lograr buenos resultados, aumentará las posibilidades de que ellos lo apliquen en sus trabajos. La gente talentosa e inteligente, le gusta sentirse como tales y eso está en tus manos como líder de la empresa. Los emprendedores, normalmente, son auto-motivados y se olvidan de que para sacar lo mejor de las personas es necesario decirles cómo.

Favorece la transparencia y honestidad

No quieres que tu equipo tenga miedo de decirte la verdad. Debes alentarlos a ser honestos y abiertos, respondiendo con calma cuando te dicen que algo no ha ido como se esperaba; hablando sobre plan para seguir adelante; poniéndote de acuerdo sobre un seguimiento y rendición de cuentas.

 

FUENTE: www.webonomia.com