Los Vendedores Inmobiliarios Poco Inteligentes

Sabemos que los inmuebles están bajando de precio y todavía algunos vendedores inmobiliarios se resisten a explicárselo a sus clientes. Sobre todo cuando el cliente ha comprado “caro”, o sus condiciones de hipoteca no son las adecuadas y no quieren perder un solo dólar por su equivocación.

A todos nos gustaría no perder en nuestras inversiones, pero la realidad nos enseña que a veces hay que perder para poder ganar a la larga.

Algunos propietarios creen que su zona es distinta y que será la primera en mantener los precios antiguos o la primera en ver subir los precios. Esta percepción errónea de la realidad es trasladada al vendedor inmobiliario que termina creyéndola y la utiliza como argumento de venta ante sus clientes.

Sin embargo, los compradores de inmuebles están mejor informados hoy en día y no se tragan este tipo de argumentos que, en realidad, carecen de fundamento. Pero estos no son los únicos argumentos que muchos vendedores inmobiliarios utilizan a la hora de vender un inmueble. Analicemos algunos de ellos y comprobemos lo poco inteligentes que resultan.

Vendedores Inmobiliarios con Escasos Argumentos de Venta

1.- “Mi cliente no puede vender por un precio menor al que compró”. ¿De verdad? Lo que piensa el cliente cuando oye esta frase es que tanto al propietario como el agente inmobiliario les queda mucho por aprender. Vendemos y compramos con lavendedores inteligentesley de la oferta y la demanda. Quien crea que puede cambiar esta realidad, ve demasiadas películas de Hollywood.

2.- “Mi cliente no puede vender a un precio por debajo de la hipoteca”. Esta respuesta es un poco más refinada que la anterior pero que no da una razón convincente para que se compre el piso. ¿Qué piensa el cliente y no te dice? ¡A mí que me cuentas! Que lo arregle con el banco y si no, no haber dejado que le engañen.

3.- “Si mi cliente baja más el precio lo estaría regalando”. Este es un argumento poco profesional y suele decirse con una “risita” un poco condescendiente. Si el agente inmobiliario hace este tipo de comentario a un cliente que no le importa dar su opinión se puede encontrar en una situación incómoda. Esta es la peor frase que puedes decir para vender un inmueble.

4.- “Este piso pertenece a varios propietarios y alguno de ellos no quiere bajar más”. Parece un argumento inteligente que exime al agente inmobiliario de toda responsabilidad. Es como decir que es caro, pero tengo que venderlo a este precio, porque alguien no se quiere “bajar del burro”. El cliente lo que realmente oye es que el inmueble es “CARO”. Ahora lo tiene claro, ya que varios si quieren bajar, pero 1 sólo que es tozudo, no quiere. ¿Cómo es posible que algunos agentes sean capaces de decir esta frase? Soy incapaz de entenderlo.

5.- “Si mi cliente suma el precio de la reforma que le metió, estaría vendiendo por debajo del precio al que lo compró”. Parece razonable, pero las reformas se hicieron a gusto del propietario; no del potencial comprador. El valor se lo da el comprador; no el propietario o el agente. Una cosa es arreglar una ventana, una humedad o pintar las paredes de verde; y otra distinta es romper un tabique, añadir un garaje o ponerle mármol a las escaleras. El cliente compra una inmueble en su conjunto. Le importa poco si ha habido reformas o no.

Los Agentes Inmobiliarios No se Preparan los Argumentos de Venta

6.- “A mi cliente no le me hace falta vender enseguida, por lo que prefiere esperar si no se vende por este precio”. Este argumento ¡clama al cielo! Y créeme, amigo lector, que se utiliza más de lo que crees. ¿Qué piensa el comprador cuando oye semejante argumento? ”Tú y tu cliente sí que son listos. Le ponen este precio al inmueble a ver si algún imbécil pica. Pues espera por otro imbécil”.

7.- En esta zona será de las primeras en la que los precios volverán a subir por su ubicación. Este argumento no puede utilizarse para justificar el precio de un inmueble. El cliente no se cree estas palabras y lo primero que piensa es que no hay nada detrás para respaldar el precio que se pide.

8.- “Los precios se están estabilizando y comenzarán a subir dentro de poco”. Al igual que el argumento anterior, el agente inmobiliario está dando una opinión muy personal sin basarse en hechos y estadísticas.. ¿Quién se va a creer estos argumentos en el día de hoy? Nadie.

Estos son los argumentos que utilizan los vendedores inmobiliarios poco inteligentes y que no se preparan la reunión con anterioridad. Puede parecer que estos argumentos no se den normalmente, pero créeme son menos excepcionales de lo que deberían ser.

¿Conoces algún otro tipo de argumento que se utilice en una situación similar? Nos gustaría que no las contaras, dejando un comentario. Gracias.

 

Carlos Pérez