Desarrollo – Servicios – La Calle

TENDENCIAS DE DESARROLLO DEL SECTOR

Las ciudades que satisfacen sus necesidades con el  desarrollo de actividades propias y productivas, son ciudades que propician la creación de nuevos centros de población, dinamizando, de esta manera, su actividad económica y social. Estos elementos de expansión, como así también obras públicas en ejecución o proyectadas, valorizan  la tierra y alientan la incorporación de capitales en todas sus formas.

En resumen, dos factores valorizan la tierra en una ciudad: el mayor alcance económico de sus habitantes y el mayor interés por radicarse en ella (mayor demanda de la tierra).

Factores económicos o sociales pueden modificar esta situación y provocar el descenso de los valores. Entre otros, podemos mencionar: cierre de industrias con altos niveles de mano de obra local, instalación de otras con riesgo -por su naturaleza- para el medio ambiente y la salud, cambios en la utilización de la propiedad, construcción de edificios precarios, etc. Estos factores hacen sentir su influencia, fundamentalmente en pequeñas localidades, generando emigración de habitantes, caída en el nivel de la economía particular  y pérdida de interés en la compra de terrenos.

SERVICIOS PÚBLICOS DISPONIBLES

La dotación de servicios públicos hace al rendimiento económico de la tierra al posibilitar:

  • distintos usos (en su destino y capacidad);
  • calidad y eficiencia en las prestaciones de los edificios a construir;
  • bienestar y seguridad a sus ocupantes.

Podemos mencionar, entre otros, los siguientes servicios públicos: energía eléctrica; agua potable de red; gas natural de red; desagüe cloacal a red; teléfono; alumbrado público, recolección de residuos y barrido de calles; televisión por cable; transporte automotor de pasajeros; salud, educación, seguridad.

IMPORTANCIA DE LA CALLE Y SUS CONDICIONES FÍSICAS

“Es de observar que uno de los elementos que influyen en el desarrollo de los núcleos comerciales, es el tráfico que corre por sus respectivas calles. Se comprueba, en la práctica, que el primero está en función del segundo” (Rivarola). Las modernas “peatonales” extienden el concepto no sólo al tráfico vehicular.

De lo expuesto, resulta que una o varias cuadras situadas en la misma o diferentes calles, próximas o alejadas, destacan su importancia en función del interés por su ocupación.

Conceptuamos como “cuadra” a la distancia que cubre una calle entre dos arterias transversales -con la aclaración de Rivarola, en cuanto se debe entender por cuadra, la acera sobre la que se halla el terreno-. Entre ambas aceras de una misma cuadra pueden existir diferencias notables de valores en razón de factores accesorios.

La condición física de la calle se suma como factor de incidencia.  Razones de comodidad, seguridad y estética afirman este concepto. Es dable considerar los siguientes parámetros:

  • el ancho de la calzada, existencia de canteros centrales;
  • la calidad material de la calzada (base y capa de rodadura), su estado de conservación;
  • el ancho de las veredas, su calidad material y estado de conservación, existencia de canteros;
  • la forestación: especies, disposición y cantidad;
  • el nivel de drenaje de las aguas pluviales;
  • la existencia de semáforos.

Fuentes:

“Manual de tasación inmobiliaria” – Artemio Aguiar – Ed. Juris – Rosario-Argentina – 2009

 

MCP Miguel Ángel ANTOÑANA

Santa Rosa – La Pampa – Argentina

(Col. 112) CMPCCLP

miguelantonana@yahoo.com.ar