4 gastos para los que toda mujer inmobiliaria debe ahorrar

Existen ciertas reglas generales cuando se habla de ahorro, por ejemplo, que todos deberían destinar una parte para el retiro, contar con un fondo de emergencia que te permita cubrir entre 3 y 6 meses de tus gastos, y guardar otro tanto para metas como unas vacaciones o un auto.

Koa Beck, quien escribe sobre finanzas personales, enlista 4 gastos para los que toda mujer debe prepararse.

Divorcio/Separación

Dejar la carrera por el hogar y el cuidado de los hijos es poco común entre las nuevas generaciones, pero ocurre en algunos casos e incrementa si hablamos de mujeres de mayor edad.

Si te alejaste la vida laboral durante tu matrimonio, quizá debas considerar un acuerdo postnupcial que asegure que recibas la compensación adecuada por el tiempo que dejaste el ambiente laboral (y que dedicaste a actividades no remuneradas).

En caso de que alguno gane más que el otro y aporten a metas financieras comunes a largo plazo, hablen de qué sucedería en caso de una separación. Lo importante es asegurarte de que cuentas con recursos propios (a tu nombre) que te permitan pagar una renta si deciden tomar caminos distintos.

Embarazo inesperado

Tanto para quienes desean embarazarse y hacen todo lo posible para lograrlo, hasta quienes optan por no tener más hijos –o ninguno-, los costos pueden ser bastante elevados.

Es importante que conozcas cuál es el costo de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y cómo practicarla en un lugar seguro si es tu decisión, toma en cuenta que podría incluir traslados a otra ciudad.

Transporte seguro

Si vas a salir por la noche y no tienes un auto o los recursos para pagar el transporte para volver a casa, entonces no puedes costear esa salida.

Si de pronto te encuentras en un lugar desconocido, tu cita salió mal, tu vehículo se descompuso, no encuentras a la persona con la que ibas a regresar o tu transporte usual tuvo fallas, deberías de contar con los recursos para abordar un taxi o pedir un servicio de transporte que te lleve a casa. Prioriza siempre tu seguridad, habrá ocasiones donde la suma sea elevada pero si implica llegar a tu casa a salvo, vale la pena.

Salud

El cuidado de la salud es un rubro en el que no debes escatimar, en especial cuando se trata de prevención y exámenes rutinarios vitales para tu bienestar, como mamografías o el papanicolau. Si en tu historial médico familiar existen ciertos padecimientos comunes, añade pruebas especiales para detectarlos.

Al ahorrar considera guardar una parte para estos exámenes de rutina, así como para imprevistos de salud (o el deducible de tu seguro médico).